Certificados obligatorios de electricidad y gas

Certificados obligatorios de electricidad y gas platelecom linares jaen

¿Qué es el Boletín Eléctrico?

El Boletín Eléctrico, también conocido como Certificado de Instalación Eléctrica (CIE), es un documento imprescindible que se debe presentar al momento de registrar la electricidad en un punto de suministro (domiciliario o local). Esto certifica que la instalación es apta para el suministro de luz.

El Boletín Eléctrico también debe presentarse en los siguientes casos:

  • Modificación de la instalación eléctrica
  • Transferencia de potencia mayor que la potencia admisible
  • El Boletín Eléctrico tiene más de 20 años
  • Si desea cambiar una instalación monofásica por una instalación trifásica o viceversa

El Boletín Eléctrico o CIE es un certificado que se solicita expresamente a la empresa distribuidora de energía eléctrica de cada zona. Cada Comunidad Autónoma elabora su propio certificado, reconociendo dos variantes del Boletín Eléctrico:

  • Boletín eléctrico blanc: informe técnico solicitado en todas las Comunidades Autónomas
  • Boletín eléctrico Azul o Boletín Azul: solicitado exclusivamente en Cataluña

El boletín eléctrico tiene una caducidad de 20 años y es obligatorio en toda España para determinados trámites. En Cataluña y Canarias, además del certificado de instalación eléctrica, necesitarán:

  • Cataluña: En Cataluña, a la hora de gestionar una descarga leve o cualquier modificación técnica del suministro eléctrico, además de la presentación del Boletín Eléctrico, también se deben presentar los siguientes documentos adicionales:
    • Boletín de reconocimiento de instalaciones eléctricas (BRIE) o Blue Bulletin: Tiene una fecha de vencimiento de 6 meses y debe presentarse siempre que haya un cambio técnico o cambio de titularidad.
    • Certificado de prueba económico o prueba de las condiciones de seguridad: el distribuidor puede solicitar que confirme que la instalación cumple con todas las condiciones de seguridad.
  • Canarias: En Canarias, si se trata de un documento emitido antes de 2003, aunque no haya cumplido los 20 años, se debe solicitar un nuevo Certificado de Instalación Eléctrica (CIE). Sin embargo, la empresa también puede solicitar un documento similar al boletín denominado certificado de inspección favorable o certificado de idoneidad de la instalación, que puede ser emitido por una empresa instaladora.

¿Qué es el certificado de instalación de gas?

El certificado o boletín de instalación de gas es un documento necesario para realizar los trámites relacionados con el suministro de cualquier gas: gas natural, butano o propano. Es el documento oficial que certifica que la instalación se encuentra en perfectas condiciones para recibir gas. También se conoce como modelo IRG-3, que es el que deben completar los instaladores.

En el caso de los municipios vecinos, durante la instalación se emitirá el Certificado de Instalación de Receptor Común (IRC), y será necesario registrar el gas en cada una de las Instalaciones Receptoras Individuales (IRI) derivadas de la misma. .

El certificado es requerido por el distribuidor de gas natural de la región o el comercializador de gas en los siguientes casos:

  • Alta de gas natural en una vivienda de nueva construcción.
  • Reactivar el suministro de gas a una vivienda después de 2 años de paro laboral.
  • Realizar cualquier modificación en la instalación o sus componentes, como la caldera, radiadores, etc.
  • Cambiar la tarifa contratada.
  • Solicitar un cambio de distribuidor.

El certificado de instalación puede ser emitido tanto por el distribuidor de gas natural como por una empresa instaladora autorizada.

En todos los casos, el técnico que lo realice deberá ser un instalador de gas homologado por el certificado RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios), carnet profesional que deberá presentar al usuario cuando visite la propiedad.

El hecho de ser un instalador homologado le confiere los conocimientos teóricos y prácticos necesarios en la industria del gas para realizar la gestión con la mayor seguridad y eficacia.

Independientemente de quién lo emita, el distribuidor debe verificar que se ha realizado correctamente y, si no cuenta con las medidas de seguridad necesarias, puede detener la activación del punto de suministro.

Finalmente, el instalador registrará el certificado de instalación en la Dirección General de Industria de la comunidad autónoma correspondiente, que lo sellará, devolviendo dos copias al instalador y al titular del suministro.

La empresa instaladora de gas está obligada a ofrecer una garantía de cuatro años por cualquier defecto, tanto por prácticas de instalación inadecuadas como por cualquier consecuencia del mismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o rechazar o configurar su uso pulsando el botón "Configurar".
Política de cookies
Aceptar todas
Rechazar
Configuración de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o rechazar o configurar su uso pulsando el botón "Configurar".
Política de cookies
Aceptar
Configuración de cookies
Rechazar